Home » Crosslinking Corneal

Crosslinking Corneal

Es un procedimiento relativamente nuevo, que tiene como objetivo aumentar la resistencia biomecánica de la cornea, en enfermedades como las ectasias corneales. En palabras mas sencillas el CXL consigue en la mayoría de los casos estabilizar la cornea en el estado en el que esta, lo cual significa también, que no se trata de un procedimiento con el que el paciente va a cambiar su medida de anteojos, por tanto no va a mejorar su visión; se va a mantener estable.

El CXL, data de 1997 aunque no empezó a utilizarse de una forma estandarizada hasta el 2007, siguiendo lo que se ha denominado el protocolo de Dresden; en los Estados Unidos de América todavía no esta aprobado por FDA el uso generalizado de esta tecnología.

Consiste en la utilización de un catalizador químico, en este caso riboflavina o vitamina B 2, con la que se satura la cornea durante treinta minutos, y luego la exposición de radiación ultravioleta de 9 nanómetros, por el lapso de 10 minutos, con lo que se logra el aumento de los enlaces covalentes en la estructura de la córnea, es decir entre las lamelas de colágeno de la cornea, el resultado es el aumento de la resistencia a la deformación de la cornea en los dos tercios anteriores de su espesor. Vale decir que existen múltiples equipos y técnicas que se han desarrollado en los últimos anos persiguiendo el mismo propósito.

Luego del tratamiento se coloca lentes de contacto blandos terapéuticos. Los objetivos principales para el uso de lentes de contacto terapéutico dentro de la rehabilitación corneal son: manejo del dolor, protección mecánica y mantenimiento de la hidratación superficial.

Este tratamiento es útil en caso de ectasias progresivas y entre estas cabe mencionar el queratocono, la degeneración marginal pelucida, el queratoglobo y las ectasias corneales iatrogénicas.

Se usa solo, o también en terapias combinadas con anillos intraestromales, e incluso en ciertos casos con excimer laser para corregir parte o todo el defecto refractivo. Vale aclarar que hay que individualizar el análisis en cada paciente
También esta descrito el uso del CXL en pacientes con keratitis (inflamaciones infecciosas de la cornea) en las que no se encuentra el germen patógeno.

Es un tratamiento que venimos realizando hace varios anos, es eficiente, con bajo nivel de riesgo y incidencia muy baja de complicaciones.